analiza el primer año de PPK

La infancia en el mensaje del primer ministro ante el Congreso

Fernando Zavala habló de educación inicial, anemia y desnutrición infantil, agua potable y saneamiento

Publicado: 2016-09-06

En su discurso ante el Congreso el pasado 18 de agosto para pedir el voto de confianza del Parlamento, el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, anunció que el gobierno tiene como metas terminar con la anemia infantil como un problema de salud pública y reducir la desnutrición en los niños menores de cinco años de 14 a 8 por ciento. También ofreció ampliar la cobertura de educación inicial hasta un 95 por ciento.  

Otros compromisos asumidos por Zavala fueron mejorar la calidad de la educación y la infraestructura educativa, así como la atención en los servicios de salud, y darle a toda la población acceso a servicios de agua y saneamiento.

“Debemos avanzar más rápido para brindar más y mejores servicios para todos. Debemos aspirar a reducir significativamente la desigualdad. Debemos aspirar a que todos nuestros ciudadanos, sin distinción alguna, tengan las mismas oportunidades para desarrollarse y lograr sus sueños”, señaló Zavala ante el Congreso.

El mensaje del presidente del Consejo de Ministros tuvo cuatro ejes, uno de los cuales – el primero que fue expuesto- tiene relación directa con la infancia: oportunidades, inversión social, agua potable e infraestructura. Aquí entran temas como lucha contra la anemia y la desnutrición infantil, educación inicial, acceso a servicios básicos. Los otros tres ejes son: seguridad ciudadana y lucha contra la corrupción; empleo, formalización y reactivación de la economía; y acercamiento del Estado al ciudadano.

Anemia y desnutrición infantil

Durante su presentación en el Congreso, Fernando Zavala resaltó que el gobierno tiene como meta “reducir la anemia infantil y la desnutrición crónica, que afectan al 43,5 por ciento de los niños menores de tres años y al 14,4 por ciento de los menores de cinco años, respectivamente”.

“Trabajaremos para reducir la desnutrición crónica infantil a 8 por ciento y lograr que la anemia deje de ser un problema de salud pública (para el año 2021), poniendo especial interés en la etapa de vida desde la gestación y los primeros tres años (de vida del niño)”, señaló el primer ministro.

En su discurso de toma de mando, el presidente Pedro Pablo Kuczynski se comprometió a eliminar la anemia infantil para el año 2021. Anteriormente, en el Diálogo por la Infancia, organizado por el Grupo Impulsor Inversión en la Infancia en mayo pasado, Kuczynski había asumido el compromiso de terminar con la anemia infantil para el año 2018.

En el Perú hay cerca de un millón de niños menores de cinco años que tienen anemia y más de 400 mil que sufren de desnutrición crónica.

Entre las acciones que Zavala anunció se realizarán para reducir la anemia y la desnutrición infantil, se encuentran: la entrega de suplementos de hierro de manera universal a partir de los seis meses de edad del niño y como parte del control de salud infantil; la realización de actividades de prevención de la anemia, como reforzar el consumo de hierro; promover campañas de lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida del niño; el desarrollo de sesiones educativas de preparación de alimentos con productos locales nutritivos y variados; la prevención y manejo de enfermedades diarreicas agudas e infecciones respiratorias a través de los servicios de salud; y el fortalecimiento del control prenatal con énfasis en la suplementación de hierro y ácido fólico.

“La salud pública es fundamental para lograr un país moderno y para igualar las oportunidades. El sistema de salud debe responder rápida y eficientemente a las necesidades del usuario y ofrecer alternativas para su recuperación, cura o rehabilitación, sin que esto lo empobrezca”, aseguró el presidente del Consejo de Ministros.

Educación inicial

Al hablar del tema educativo, Zavala se comprometió a “ampliar para el año 2021 el acceso a educación inicial de 84 por ciento a 95 por ciento”. Actualmente, alrededor de medio millón de niños entre 3 y 5 años no reciben educación inicial, con los problemas que esto genera para su buena educación. Y entre los niños que la reciben, hay un importante déficit en su calidad.

Este déficit de calidad y las brechas que existen se refleja en que, de acuerdo a un reciente estudio del Ministerio de Educación, uno de cada tres niños que asiste a educación inicial no alcanza el nivel esperado de desarrollo infantil temprano.

En su mensaje ante el Congreso, el presidente del Consejo de Ministros sostuvo que “la escuela tiene que ser un espacio donde los niños puedan desarrollar sus potencialidades; necesitamos dar una educación integral que inculque el amor por el arte, donde (los niños) puedan comunicarse en sus lenguas originarias y se sientan orgullosas de ellas”.

Hay un serio problema de falta de docentes debidamente preparados para el nivel de educación inicial. De acuerdo a la información oficial, hay un déficit de 20 mil docentes formados para enseñar en este nivel educativo.

Sobre esto, Zavala indicó que en menos de cien días el gobierno presentará una propuesta de cambios a la ley de reforma de la carrera magisterial para “hacerla más atractiva y competitiva” y que para el año 2021 “todos los docentes de instituciones educativas públicas habrán sido capacitados y contarán con herramientas pedagógicas actualizadas”. Agregó que a partir del año 2017 se incrementará el sueldo a los maestros y que para el año 2018 “ningún docente percibirá menos de dos mil soles”.

Cerca del 60 por ciento de los colegios públicos a nivel nacional tienen carencias en los servicios básicos, como agua, desagüe y electricidad. Sobre este problema, el primer ministro dijo que “para el 2021, el 75 por ciento de las escuelas del país contarán con todos los servicios básicos”. Zavala precisó que universalizar los servicios básicos en las escuelas requiere una inversión equivalente al 10 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI).

Agua potable y saneamiento

La falta de acceso a los servicios de agua potable y saneamiento contribuye a la propagación de una serie de enfermedades entre los niños y agrava problemas como la anemia y la desnutrición infantil.

El acceso de toda la población a estos servicios básicos será una prioridad para el gobierno, aseguró Zavala, quien indicó que “esto significa atender, aproximadamente, a 4 millones de peruanos sin agua y a cerca de 9 millones que no tienen acceso al servicio de alcantarillado”.

“Para el año 2021 no habrá un solo peruano sin acceso a agua potable y desagüe las 24 horas del día. Me comprometo a llevar agua y desagüe a todos los peruanos”, dijo el presidente Pedro Pablo Kuczynski en su discurso de toma el 28 de julio pasado.

“(Dar acceso universal a agua potable y servicio de saneamiento) no es una meta de gobierno, es un objetivo de Estado, del país, es una política pública que requiere el esfuerzo de todos. El día en que todo los peruanos tengan agua potable y alcantarillado estaremos hablando de un país moderno”, sostuvo Zavala en el Congreso.

El presidente del Consejo de Ministros señaló que para lograr esta meta se creará el fondo “Agua Segura” para financiar proyectos integrales y se trabajará de manera concertada con las autoridades locales y regionales para impulsar los proyectos que permitan llegar al 2021 con un cien por ciento de cobertura de agua potable y saneamiento en las zonas urbanas.


*Esta noticia fue publicada en la edición 166 (Agosto 2016) del Blog Inversión en la Infancia (www.inversionenlainfancia.net)


Escrito por

Inversión en la Infancia

Iniciativa ciudadana liderada por el padre Gastón Garatea y constituida por distintas personalidades


Publicado en